¡Qué bonita es Málaga! ... y con muchos, muchos motivos

Clicar sobre la imagen si se desea ampliar

Puedes descargar este magnífico mp3 de RNE sobre Málaga:

5º Nivel: Excursión a Málaga: Alcazaba, teatro romano, catedral, centro de la ciudad y castillo de Gibralfaro (2013/2014)



Si deseas "bajarlas" a tu ordenador no tienes más que pulsar el botón
derecho del ratón y elegir la opción "Guardar imagen como...", 
elegir la carpeta de tu equipo en la que quieres grabarla y clicar en "Aceptar"


AQUÍ DEJAMOS LOS VÍDEOS DE ESTA EXCURSIÓN:

TEATRO ROMANO





ALCAZABA










 CASTILLO DE GIBRALFARO








El Teatro Romano de Málaga



El Teatro Romano de Málaga se encuentra situado en la ladera oeste del cerro de la Alcazaba. El teatro se construyó en la época de Augusto y fue utilizado hasta el S.III; después fue utilizado como cantera de materiales por los árabes para la reestructuración de la Alcazaba, pudiéndose encontrar dentro de ésta capiteles y fustes de columnas romanas.
Tras permanecer oculto durante siglos, el Teatro Romano de Málaga fue descubierto en 1951. Consta de tres partes: cavea o graderío, orchestra o espacio semicircular entre graderío y escenario y proscenium o escenario.
Clica sobre la imagen para ampliarla y ver mejor sus detalles


Paseo por el Teatro Romano de Málaga




La Catedral de Málaga

La Catedral de Nuestra Señora de la Encarnación de Málaga


Su construcción, siguiendo planos de Diego de Siloé, abarca desde la mitad del s. XVI hasta finales del s. XVIII, fecha en que, por orden real, se ordena la paralización de las obras ya que la corona española decide enviar ayuda económica para los rebeldes en la Guerra de la Independencia norteamericana.

La Catedral de Málaga conjuga perfectamente diversos estilos arquitectónicos: gótico en su planta, renacentista en su alzado y cabecera, y barroco en su fachada principal y en la decoración de sus cubiertas. Entre sus obras de arte destaca la Sillería del Coro, de Pedro de Mena.

La torre norte se eleva hasta los 84 metros de altura, siendo la segunda catedral más alta de Andalucía, detrás de la Giralda de Sevilla. La torre sur está sin terminar como ya se ha comentado. Esta condición le da a la Catedral de Málaga el sobrenombre de 'La Manquita'.

Patio de los Naranjos


Plano de la Catedral de Málaga



Si quieres, puedes leer más información sobre esta magnífica Catedral


Descubriendo la Catedral de Málaga





El Castillo de Gibralfaro




Como puesto de vigía, al Castillo de Gibralfaro lo podemos considerar ligado a los orígenes de Málaga como asentamiento humano.

Ya debía existir con anterioridad a la dominación romana, pero fueron los árabes los que le dieron estructura de fortaleza. El monte recibía el nombre de "Jabal-Faruk" (montaña de faro), de dónde se dice proviene su actual nombre. En la primera mitad del s. XIV, Yusuf V construye el castillo y otras dependencias.

Los Reyes Católicos designaron el Castillo de Gibralfaro para el escudo de armas que dieron a la ciudad en 1494.


Coracha: pasillo fortificado que une la Alcazaba con Gibralfaro

El castillo malagueño de Gibralfaro





En el verano de 1487, el puerto musulmán de Málaga fue atacado por las fuerzas cristianas de la Reconquista. Fue el inicio de un largo y sangriento asedio en la guerra final por la conquista del Reino nazarí de Granada. Los muros del Castillo de Gibralfaro fueron testigos de más de cuatro meses, desde el 5 de mayo al 18 de agosto, de encarnizadas luchas que concluyeron con la toma de Málaga.

Con la conquista de la capital malagueña, los Reyes Católicos culminaban así una de las últimas etapas en su largo camino hacia Granada. El 19 de agosto, Isabel y Fernando entraron triunfantes por la calle Granada para conmemorar la incorporación de la capital a la Corona de Castilla. La escasa población superviviente fue duramente castigada por Castilla tras su victoria, muchos fueron condenados a muerte y otros, vendidos como esclavos. Sólo un puñado de mudéjares pudo continuar viviendo en la ciudad..

Enclave de pasado fenicio que el califa omeya Abderramán III eligió para la construcción de fortaleza y que el rey nazarita Yusuf I convirtió en alcázar. Tras el asedio, Fernando el Católico lo tomó como residencia, mientras que su esposa Isabel I de Castilla optó por vivir en la ciudad. En manos de los cristianos, el castillo sirvió para albergar a las tropas y proteger la capital, una labor que cumplió con gran fidelidad debido a las posibilidades que ofrece el cerro sobre el que está construido para el cuerpo de artillería.